sillon-bkf-promo-1-estructura-2-fundas-13665-MLA3435103668_112012-F

EL SILLÓN BUTTERFLY, UN ICONO DEL DISEÑO INDUSTRIAL

En 1938,  el catalán Antonio Bonet Castellana y los argentinos Juan Kurchan y Jorge Ferrari Hardoy inventaron el famoso sillón BKF (según las iniciales de sus creadores).

Colaboradores ocasionales de Le Corbusier durante su estancia en Argentina, los tres diseñadores (Bonet, Kurchan, Ferrari-Hardoy) crean una simple silla con todas las teorias que los creativos europeos deseaban formalizar. Inspirada en la silla Tripolina (silla plegable de finales del siglo XIX utilizada por el ejercito italiano en las campañas del norte de Africa – Tripoli-), los diseñadores reinterpretan con un lenguaje y materiales contemporaneos su nueva versión, con una estética más cuidada y apta para su uso en la decoración.

EL SILLÓN BUTTERFLY, UN ICONO DEL DISEÑO INDUSTRIAL1

 

Se trataba de un sillón simple y práctico sostenido por una estructura de barras de hierro de 12 milímetros dobladas con dos puntos de soldadura y enfundada en cuero natural, es un símbolo de diseño argentino en el mundo.

En el modelo original, el peso del cuerpo recae al sentarse sobre una funda colgante de cuero que se apoya mediante cuatro bolsillos a una estructura fija de acero,  fácil de producir y apilable. Con su diseño, consiguieron crear un mueble atemporal y fuera de lo común. Una de las razones por la que fue tan popular en el mundo del diseño en los años 50 fue por su figura abstracta, la cual recuerda a una mariposa; de ahí su nombre mundialmente conocido, Butterfly. También conocida como la B.K.F., por las siglas de los tres arquitectos.

EL SILLÓN BUTTERFLY, UN ICONO DEL DISEÑO INDUSTRIAL2

EL SILLÓN BUTTERFLY, UN ICONO DEL DISEÑO INDUSTRIAL3

Rápidamente, la silla se convirtió en un éxito de críticas hasta llegar a ser, hoy, el diseño argentino más famoso del mundo. En 1943, el BKF fue expuesto en las tiendas Harrods de Florida durante el primer Salón de Artistas Decoradores de Buenos Aires y ganó el Primer Premio.

En 1944, el MoMA le otorga al BKF el Premio Adquisición. En 1945, Bonet, Kurchan y Ferrari presentan su sillón en el Pabellón “Jeu de Pomme” de París. El director de la revista Architecture d’Aujourd’hui se enamora de la pieza y comienza a producirla para los lectores de su revista con el nombre Sillón AA.

EL SILLÓN BUTTERFLY, UN ICONO DEL DISEÑO INDUSTRIAL5

EL SILLÓN BUTTERFLY, UN ICONO DEL DISEÑO INDUSTRIAL6

La BKF (Butterfly) logró un estado  de Icono ya que resumía el espíritu de una época, convirtiendose en símbolo del pensamiento moderno. Grandes pensadores y teóricos  hasta la apertura  en la libertad  sexual a partir de mitad de siglo, fueron acompañadas de la imágen de este sillón.

EL SILLÓN BUTTERFLY, UN ICONO DEL DISEÑO INDUSTRIAL4

EL SILLÓN BUTTERFLY, UN ICONO DEL DISEÑO INDUSTRIAL7

EL SILLÓN BUTTERFLY, UN ICONO DEL DISEÑO INDUSTRIAL8

¿Te gustaría tener este icono del diseño en casa? Haz clic en las imágenes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *